viernes 18.8.2017
Al menos 12 muertos y 74 heridos en Londres
miércoles 14 de Junio de 2017

"Gente saltaba de las ventanas y arrojaba a sus niños", relataron testigos del incendio

Varias personas saltaron desde las ventanas o arrojaron a sus niños en un intento desesperado por salvarlos del fuego durante el incendio que comenzó en la madrugada en la Torre Grenfell, un edificio de viviendas sociales de 24 pisos en el oeste de Londres, según testimonios de sobrevivientes y vecinos en el lugar del siniestro, que dejó un saldo provisorio de 12 muertos y unos 74 heridos.

Una madre lanzó a su bebé desde la "planta novena o décima", dijo Samira Lamrani. La mujer hizo gestos indicando que quería lanzar a su hijo desde la ventana medio abierta. Un hombre corrió en dirección a la ventana y atrapó al niño. Se desconoce qué le pasó posteriormente a la familia.

Tiago Etienne, de 17 años, dijo a PA que había visto cómo unos padres lanzaron a tres niños desde más o menos el decimoquinto piso. "Eran pequeños, tal vez entre cuatro y ocho años", contó. Etienne señaló además que no había podido ver si la Policía o los bomberos consiguieron atrapar a los niños.

También otros padres se arriesgaron para salvar a sus hijos. "Estuvieron largo rato con sus hijos en la ventana y luego lanzaron sus hijos al vacío", dijo una mujer. Por el momento se desconoce qué ha sido de los niños.

"El incendio comenzó en el lado izquierdo y se propagó rápidamente al ala derecha. Me impresionó ver cómo la gente saltaba desde las ventanas", contó a unas cuadras de la torre Mohamed, un hombre de 40 años que vive en el décimo quinto piso del edificio y escapó bajando por las escaleras.

Mohamed relató que en los últimos días estaban haciendo reformas en los pisos de abajo de la Torre Grenfell donde funciona una escuela. 

"Recubrieron las paredes con un plástico; por algún motivo, eso se prendió fuego y el incendio se propagó en unos diez minutos", agregó aportando una pista sobre lo que podría haber iniciado el incendio, aunque aún no hay información oficial al respecto.

Los bomberos controlaron el fuego, pero persisten columnas de humo, según constató Télam a unas tres cuadras del edificio, el área que custodia la policía impidiendo el acceso.

En la Torre Grenfell conviven unas 500 familias de bajos recursos, entre ellas musulmanas, latinas y portuguesas, según pudo saber Télam.

El incendio comenzó a las 1:15 de hoy, hora de Londres (21:15 de Argentina) y ya dejó al menos seis muertos y unos 74 heridos, 20 de ellos en estado crítico, que fueron trasladados a varios hospitales de la ciudad, según fuentes oficiales.

Unos 200 bomberos y 40 autobombas trabajaron desde la madrugada para apagar el incendio, que no tiene precedentes en Londres, según Dany Cotton, comisaria de la London Fire Brigade. "En mis 29 años como bombero nunca he visto un incendio de este nivel", afirmó a la prensa.

Zara, una residente del edificio, informó que vio a otra mujer arrojar a su hijo de cinco años de una ventana del quinto o sexto piso. "Creo que el niño tiene algunos huesos rotos y moratones pero que está bien", sostuvo.

Paul Munakr, que vive en el séptimo piso, contó que logró escapar de las llamas porque escuchó los gritos que desde la calle pedían "no salten, no salten", pero advirtió que en ningún momento escuchó la alarma antiincendios.

Otro testigo, Jody Martin, también afirmó que vio como uno de los residentes del edificio "saltó hacia la calle" desde una de las ventanas, y cómo otra mujer "agarraba a su bebé por la parte exterior de la ventana".

"Yo les gritaba que salieran y ellos me decían que no podían abandonar sus pisos, que el humo era demasiado intenso en los pasillos", agregó.

1 comentarios