sábado 15.12.2018
Deportes
Por Ariel Giuliani.-
jueves 27 de Septiembre de 2018

Buenos Aires 2018, los Juegos Olímpicos de los $ 4.000 millones

Ariel Giuliani
Ariel Giuliani
Una gran aprte de la inversión para estos Juegos se destinó a la construcción del Parque Olímpico (Foto: prensa de BsAs 2018).

Una gran aprte de la inversión para estos Juegos se destinó a la construcción del Parque Olímpico (Foto: prensa de BsAs 2018).

La cuenta regresiva para los Juegos Olímpicos de la Juventud está a punto de concluir. La llama que recorre el país llegará pronto a Ushuaia y desde allí emprenderá el regreso a Buenos Aires para la apertura del sábado 6 de octubre. Ese día, años de planificación y objetivos quedarán sellados. También de inversiones y vaivenes económicos que golpearon pero no noquearon al evento deportivo del año.

Desde que el Comité Olímpico Internacional eligió a la capital del país como sede de los terceros juegos para chicos de entre 15 y 18 años, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires invirtió $ 4.000 millones para el desarrollo de la cita, según fuentes oficiales le confirmaron a ámbito.com.

Aunque es un evento cuyo desembolso de dinero no se espera que retorne, la ganancia se obtiene desde la periferia, con la exposición de la ciudad, los puestos laborales que genera (aun cuando se solicitan muchos voluntarios), y especialmente con el turismo.

Según los mismos voceros gubernamentales, el presupuesto para los Juegos fue elaborado en conjunto con el COI y su entidad local, el Comité Olímpico Argentino. Además, advirtieron, no hubo salvataje económico a pesar de las repentinas subidas del dólar. "Prácticamente todas las compras y acciones presupuestarias de envergadura ya habían sido realizadas con antelación", argumentaron.

Al respecto, Leandro Larrosa, CEO del comité organizador, explicó a este medio que la planificación en divisa extranjera ayudó a contener la crisis. "Hicimos un presupuesto desde el primer día junto a la Ciudad en dólares. En un proyecto a largo plazo, en la Argentina, siempre el dólar acompaña la inflación. Por lo tanto, hoy ese presupuesto es menor a lo previsto", explicó.

"Estamos satisfechos. Todos los procesos administrativos pasaron por la administración pública, es la primera vez que un Juego Olímpico tiene todas sus compras publicadas en internet, para que cualquiera lo pueda ver", amplió Larrosa.

Todavía no hay cifras oficiales respecto a la expectativa de movimiento de turistas en la Ciudad, aunque desde el Gobierno confían en mantener un ir y venir constante.

"Los eventos de esta magnitud son un motor fundamental para la llegada de visitantes internacionales y tienen un efecto multiplicador. Los turistas consumen, recorren, contratan servicios y gastan en alojamiento y en gastronomía", confiaron desde el área.



En ese sentido, la idea es acompañar el protagonismo de la juventud y aprovechar su excluyente presencia: "También apostamos a futuro porque sabemos que durante esos días Buenos Aires estará en la vidriera del mundo. Tenemos la oportunidad de mostrar que somos un destino único para los jóvenes de todo el mundo que están buscando una experiencia atractiva y diferente".

Los Juegos recibirán, al menos, a más de 4000 atletas de 206 delegaciones que también dispondrán de personal técnico, deportivo, médico, etc. Desde la cartera porteña de turismo evalúan que, siendo chicos, arribarán muchos familiares, estimando que llegarán en avión unas 12.000 personas, que se alojarán entre 9 y 11 noches en promedio.

Por otra parte, el desarrollo de la tercera edición olímpica juvenil podría sacarle rédito a una situación especial. Durante los primeros seis meses creció un 25% las reservas aéreas con destino a Buenos Aires para el segundo semestre de este año.

Quedan pocos días para que los 32 deportes empiecen a poner en movimiento la maquinaria olímpica. La Villa de los atletas (cuyos departamentos ya fueron preadjudicados a sus próximos dueños y la financiación y disposición de estas unidades estarán a cargo del Banco Ciudad y del IVC) estará colmada de cientos de ilusiones que irán en busca de una medalla y seguir progresando rumbo al futuro. Los Juegos esperan su gran momento mientras sortean los vientos de una crisis económica que parecen no afectarlos.

0 comentarios