martes 23.7.2019
Ambito BIZ
Paisajes y joyas arquitectónicas
jueves 25 de Octubre de 2018

Para turistas: los 10 pueblos más bellos de Italia

En Valle d'Aosta pueden apreciarse paisajes únicos

En Valle d'Aosta pueden apreciarse paisajes únicos

Diez joyas geográficas italianas merecen absolutamente una visita: ciudades y pueblitos de indiscutible belleza, en los que inspirarse para un próximo viaje gracias a su encanto y la riqueza de sus historias. El listado, compilado por Skyscanner, considera los pueblos italianos con una población inferior a los 35.000 habitantes, con un casco histórico bien conservado y que exprese las características arquitectónicas y de paisaje de su región de pertenencia.

Los siguientes son los diez pueblos imperdibles de Italia:

• AVISE - Valle d'Aosta: el pueblo, con sus tres castillos (Cré, Blonay y Avise), hunde sus raíces en la Edad Media, cuando fue el feudo de los "señores de Avise", una familia nobiliaria local. Estratégicamente ubicado a pocos kilómetros de Courmayeur, junto a la garganta de Pierre Taillée, era antiguamente de paso obligado hacia Francia. Se destacan el centro histórico, entre campaniles románicos y torres almenadas, y la propuesta enogastronómica que comprende el vino tinto Petit Rouge, producido entre los perfumados viñedos de la zona.

• CANELLI - Piemonte: está en la provincia de Asti, una de las capitales mundiales del vino, trepado a las colinas que son patrimonio mundial de la Unesco. Aquí Carlo Gancia, el padre del espumante italiano, decidió abrir su histórico taller. Hay que explorar los barrios de Borgo y Villanuova, para luego bajar al subsuelo en busca de las llamadas "catedrales subterráneas", una red que se extiende bajo toda la ciudad.

• NOLI (SV) - Liguria: en medio de otros pueblos-joya, Spotorno al norte y Finale Ligure al sur, Noli es uno de los más bellos pueblos de la Riviera di Ponente. De pasado romano, bizantino, longobardo y "marinaro", en Noli sobresalen las torres y el Castello Ursino que domina el paisaje, a orillas de un mar turquesa y una playa blanca en forma de medialuna.

• LENNO - Lombardía: se levanta sobre la Costa della Tremezzina, incrustado en una ensenada llamada Golfo di Venere. El encanto lacustre se suma a un clima suave todo el año, que permite el cultivo del olivo desde la época romana. Aquí, sobre la estupenda Villa del Balbianello, George Lucas filmó escenas de Star Wars y se rodaron escenas inolvidables de la última producción dedicada a la saga de James Bond.
Lenno, sobre la Costa della Tremezzina

• MOLVENO - Trentino-Alto Adige: está a los pies de las cumbres nevadas de los Dolomitas de Brenta. Es una de las postales más bellas de toda la región, con tesoros como la iglesia de San Vigilio y la Antica Segheria Taialacqua.

• MAROSTICA - Veneto: una localidad famosa por las cerezas, que se celebran en mayo con una gran exposición-mercado, y por el Ajedrez Gigante de Piazza Castello, que se realiza con personas en traje de época cada dos años. Posee dos castillos, un largo camino de ronda y la fascinante Via Mazzini, así como el Doglione, antiguo arsenal de la Serenísima.
Marostica posee dos castillos

• TRICESIMO - Friuli-Venezia Giulia: pueblo de origen romano, su nombre refiere a la lápida en posición especial a los pies de las primeras colinas formadas por el glaciar del Tagliamento. Enmarcada por un castillo que se transformó de fortaleza en santuario, la ciudad es rica en historia medieval y arquitectura religiosa. En Navidad se puede admirar el pesebre al aire libre más famoso del Friuli, el de Ara.

• TORRIANA - Emilia-Romagna: la fortaleza de este castillo le valió el nombre de "Desollada", dada la aspereza del espolón de roca a la que se trepa, en tanto por su vista encantadora sobre el mar se lo conoce como "el balcón de la Romaña". Presenta una importante herencia "malatestiana", entre castillos, torres y telas preciosas, y está en un territorio tutelado como oasis de protección de la fauna de Torriana-Montebello. En julio es famoso el evento enogastronómico La Collina dei Piaceri.

• SAN MINIATO - Toscana: en la provincia de Pisa, es famoso por sus trufas blancas, que se homenajea todos los años en noviembre con una muestra-mercado. Aquí se encontró en 1954 la trufa más grande del mundo (2,520 kilos). En la Rocca de Federico II estuvo prisionero el Pier delle Vigne de la Divina Comedia, y su Duomo del siglo XIII es famoso por una especial decoración "astronómica".

• CAMPELLO SUL CLITUNNO - Umbria: a un puñado de kilómetros de Spoleto, está cerca de las célebres Fonti del Clitunno, sagradas para los antiguos romanos, y a orillas de un laguito cristalino habitado por pájaros y plantas. Es notable también el castillo, de muros aún intactos, en el centro histórico, así como la iglesia de San Donato con su altera de madera y el complejo monástico de los Barnabiti.

1 comentarios